miércoles, 28 de mayo de 2008

"El Corralito" Una burla institucional



Detras de esta puerta hay dos seres humanos que padecen el flajelo de la droga y esto es lo que el Estado les brinda como forma de recuperación.

En 1985, a dos años de la vuelta a la “democracia”, el Estado argentino, como rememorando el pasado y en respuesta a la Salud Mental, decidió instalar en esta Unidad lo que podríamos llamar de muchas maneras, pero creemos que el calificativo más acorde es: Antesala del infierno. Una especie de cloaca anticonstitucional y clandestina en la que hace escasos días se produjo “otro suicidio”, como exponente de la desesperación humana… otro de los tantos que se sucedieron desde su creación, y de los cuales no se tienen registro.
Estamos hablando del llamado “Corralito” -Psiquiátrico-, espacio subrepticio del Ministerio de Salud, aunque las autoridades del mismo jamás se hicieron presentes, salvo algunos de sus profesionales, quienes ante la evidencia del nefasto escaparate aducen haber iniciado las correspondientes actuaciones para que el espacio sea clausurado. Recordamos que hay Convenciones Internacionales que la Argentina ha firmado, en las cuales se establece que no pueden existir lugares de esta naturaleza dentro de las cárceles.
Situaciones que podrían haber sido evitadas
En el numero anterior de nuestra revista, y de esto ya hacen 10 meses, abordamos esta temática y la ilustramos con fotos que hablaban más que cualquier palabra, imágenes tomadas en el lugar con nuestra cámara, dado que se nos había permitido ingresar al sector para intentar llevar un poco de contención a las personas que allí se encontraban. Esto por algún motivo molestó a alguien, y no se nos volvió a permitir el ingreso, así como tampoco el egreso de nuestros compañeros -pacientes-, quienes concurrían a nuestro espacio a estudiar computación. A pesar de que en varias oportunidades manifestaron haber sido golpeados por los enfermeros, con evidentes marcas de violencia física en sus cuerpos, mostraron igualmente gran interés y dedicación, llegando a obtener diplomas de operadores de PC.
Desde aquella vez, y al haber sido cortado el ingreso creemos que por el Dr. Domínguez- director del lugar-, la cosa empeoró. Esto se desprendía de comentarios de loquitos no tan locos, que cruzábamos en los pasillos, a quienes el Estado les brindó el “Corralito” como única forma de recuperación para tratar su drogadependencia. Ante esta situación, hablamos con las autoridades de la Unidad para que nos autoricen a ingresar nuevamente. Estuvieron de acuerdo, lo cual reconocemos como positivo, pero este criterio no fue compartido por los profesionales de la salud que cubren el área, a quienes les manifestamos que la cosa nos estaba bien y algo malo podía ocurrir. Nuestra experiencia muchas veces nos hace predecir este tipo de situaciones, como pasó dos meses antes de la masacre del 11 de abril, cuando pusimos en conocimiento a todos los estamentos de poder de que algo malo estaba por suceder.
Antes de un mes de este aviso, mientras en la Unidad se realizaba un acto de presentación de un CD, en el cual se encontraban las máximas autoridades del Servicio Penitenciario y algunos del Ministerio de Justicia, los loquitos ardían en el olvido y se intoxicaban con monóxido de carbono tras un incendio que se produjo, según la versión oficial, generado por un paciente. Esto casi le cuesta la vida a varios de nuestros compañeros allí alojados.
Consecuentemente, y ante los presentimientos, esto generó en nosotros un gran malestar. Ante estos hechos convocamos nuevamente a los profesionales de la salud para exigirles respuestas y una apertura del lugar, como a su vez el ingreso de algunos de los miembros de nuestro equipo al espacio, a tratar de llevar un poco de contención y poder hablar con todos los allí alojados para ver qué estaba pasando. El único eco favorable a nuestra petición fue la posibilidad de que concurran a nuestra sala de estudio dos pacientes por día, quienes participaron durante toda la semana de los talleres de cine que realizamos y usaron las computadoras. Cuando charlábamos, en sus rostros podíamos notar la desesperación, no solo cuando narraban las condiciones inhumanas en las cuales estaban viviendo, sino también cuando contaban que ante la negativa de tomar la medicación prescripta, en algunos casos para tratar casos de drogadependencia, eran abordados por personal penitenciario, quienes los sujetaban para ser medicados vía intramuscular por los enfermeros.
La gota que colmó el vaso:
El día viernes 23 de mayo en horario de la tarde, cuando nos retirábamos de los buzones de castigo, donde concurrimos a proyectar películas para tratar de hacer un poco mas humano ese otro espacio que tendría que dejar de existir, vimos que trasladaban por el pasillo, con toda calma y naturalidad, una camilla con una gran bolsa de plástico. En su interior yacía el cuerpo de otro loquito que se nos fue. Según las autoridades su muerte se produjo por un suicidio accidental.
Al cierre de esta nota, con bastante bronca y dolor, estamos tratando de concurrir a la mesa de dialogo a tratar de que las autoridades den respuesta a esta gran burla institucional. No sabemos qué irá a pasar, pero lo cierto es que de una vez por todas esto se tiene que terminar… basta de loquitos muriendo, basta de loquitos diluyéndose en el dolor y el olvido...

domingo, 25 de mayo de 2008

Menores en estado de cárcel


En Argentina, son cerca de 20.000 los adolescentes detenidos en institutos de menores. La realidad de los chicos presos revela una situación alarmante, al punto de convertir a nuestro país en el más atrasado y brutal en toda América Latina en materia de infancia. Al mismo tiempo, los reclamos por mayor seguridad piden un endurecimiento de las penas y la construcción de más cárceles. En respuesta a ésto, la justicia responde basándose en la Ley Agote de 1919, derogada por la Convención de los Derechos del Niño y por la Constitución Nacional, pero que continúa siendo la fuente real de casi el 100% de las decisiones judiciales; las 10 sentencias de reclusión perpetua a menores pronunciadas entre 1997 y 2003 constituyen una vergüenza única en toda la región. Pero si las condiciones materiales de vida de los menores detenidos es gravísima, sus condiciones jurídicas son peores.En la provincia de Santa Fe la situación de los menores alojados en centros de detención muestra un estado de deterioro y abandono por parte del Estado, visible a través de distintos informes y denuncias realizadas por la Coordinadora de Trabajo Carcelario (CTC). A más de un año de la presentación de una de ellas ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la cual revela las condiciones infrahumanas a las que son sometidos los chicos detenidos en el Instituto de Recuperación del Adolescente de Rosario (IRAR), aún no se tiene ningún tipo de respuesta. La marginalidad y la pobreza, consecuencia de un modelo económico de concentración neoliberal, marcan la realidad de la mayoría de las familias de los adolescentes, que muchos sectores de la sociedad civil estigmatizan como delincuentes. Frente a la llamada "delincuencia juvenil", estos mismos sectores de la sociedad y del poder político y económico, reclaman el endurecimiento de penas, un mayor control policial y, lo que es más grave aún, la reducción de la edad de imputabilidad. ¿Es posible, entonces, pensar respuestas alternativas ante discursos que legitiman la exclusión de los menores pobres, condenándolos al castigo de la pena y la sanción, sin ofrecerles un proyecto de vida?Mientras jóvenes pobres pasan meses y aún años presos por presunción, sin condena, en condiciones aberrantes, los jóvenes ricos que delinquen, aún en asesinatos feroces (caso Adorna, Pira), tienen todas las posibilidades, no sólo de defensa y “resocialización”, sino de escape a cualquier condena.Es posible paliar estas penosas situaciones a través de herramientas que no requieren grandes presupuestos e inversiones, sino establecer y fortalecer vínculos de afecto, vínculos humanos, tratar de generar cambios positivos en estos chicos e impedir su deterioro, tanto psíquico como físico•

sábado, 24 de mayo de 2008

Militancia desde adentro

video

Carta de Lumi



A muchos les parecerá increible poder pensar a la cárcel como ámbito de militancia, pensar que desde el encierro se puede construir más de lo que construyen muchas iniciativas creadas en total libertad; pensar que personas que sufren día a día el flagelo de la falta de libertad sumada a la violación de sus derechos más fundamentales, puedan imaginar y llevar a cabo proyectos que no sólo contemplan sus propias necesidades y carencias, sino que trascienden los muros de la cárcel y nos invitan a pensar y crear una nueva sociedad y un "hombre nuevo" como el que soñó el Che; una sociedad nueva que no sólo se base en una más equitativa distribución de la riqueza, sino que también esté basada en la solidaridad, en el compromiso, en la entrega, ya no en el individualismo, en el "sálvese quien pueda" instalado por el capitalismo en su fase neoliberal. Qué hermoso que se animen a trascender, a no callarse la boca, a mostrar a la sociedad que sí, que están ahí, que aunque muchos miren para otro lado, en esa Ciudad Interna hay seres humanos, personas comunes, que sufren, se equivocan, lloran, ríen, piensan, aman, y LUCHAN.Qué difícil es hablar de una realidad que no se conoce, de una realidad imposible de imaginar por alguien de afuera, que no padece la falta de libertad. Pero lo que sí puedo decir sin temor a equivocarme es que las ideas nunca se van a poder poner tras las rejas; que los anhelos de seres humanos que quieren algo distinto para ellos, para sus hijos, para la sociedad, nunca van a poder ser tapados por muros, por más gruesos que sean. Y también puedo decir que estoy orgullosa de poder darles una mano, aunque sea mínima por ahora, aunque sea corregir una nota o simplemente conversar con ustedes. Espero poder hacer más y mejores cosas. No lo hago por lástima, porque no la siento; ni por curiosidad, porque no la tengo; ni por caridad, porque sé que ese modo de ayuda no resuelve nada. Lo hago porque estoy convencida de que su lucha es mi lucha y la de todos los que nos atrevemos a soñar y a pelear por un mundo mejor. Hasta la Victoria Siempre compañeros. Ludmila

miércoles, 21 de mayo de 2008

Mujeres en situación de carcel.



Rosario, 06 Mayo de 2008
Dra. Griselda Tessio

Las mujeres en situación de cárcel de la Unidad Nº V de la ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fe, venimos a visibilizar y peticionar por las malas condiciones de detención en la que nos encontramos. Esta situación acarrea varios mandatos y en la actualidad no desconocemos la voluntad política de dicho Gobierno, pero la situación de nuestro encierro configura una grave violación a los más básicos derechos humanos. Somos conscientes que por estar detenidas no perdemos la calidad de seres humanos, ni nos despojamos de ninguno de nuestros derechos que no estén afectados por la pena de prisión. Por ello, concebimos este petitorio como un derecho para comunicarnos por una vía no Violenta, para ser escuchadas, y de este modo transformar nuestra realidad.
DERECHO A LA SALUD:
En relación al medico odontólogo, este no cuenta con los insumos mínimos necesarios para poder preservar nuestra dentadura, lo que implica la inmediata extracción de nuestra piezas dentarias.
En el penal, no nos suministran los medicamentos costosos.
Si este fuera un instituto de recuperación no nos darían medicamentos para que no molestemos.-

El Art. 143 de la ley nacional de ejecución de las penas privativas de la libertad, establece expresamente que gozamos del derecho a la salud; es una responsabilidad del Estado Provincial brindarnos todo lo necesario para ejercer plenamente este derecho, de lo contrario se trataría de un caso de agravamiento ilegitimo de las condiciones de detención, que acarrea responsabilidad internacional al Estado Provincial (Art. 75 inc. 22 de la CN)
ALIMENTACIÓN:
Nuestra alimentación: solo es entregada dos veces al día, no es equilibrada y poco nutritiva, ocasionando trastornos en nuestra salud.
En el caso de mujeres que requieren dieta, no es organizada por un profesional.
En el caso de embarazadas no tienen atención alimentaria, solo le dan leche los días viernes, el sistema penitenciario no les da yogurt ni lácteos.
Consideramos importante recalcar que el Art. 65 de la ley 24660 establece: “la alimentación del interno estará a cargo de la administración, será adecuada a sus necesidades y sustentada en criterios higiénicos-dietéticos.
NIÑEZ EN EL ENCIERRO:
En el caso de nuestros menores a cargo, solo conviven con nosotras aquellos que hallan nacido en el penal y hasta la edad de cuatro años.
Los niños, no poseen atención pediátrica, ni lúdica. Los juguetes son difícilmente ingresados al penal.
No nos entregan los pañales, debemos comprarlos con nuestro peculio, al igual que los lácteos y sus derivados, ya que solo nos entregan un kilo de leche en polvo los días viernes.
En el campo de deporte, no tenemos espacios de recreación para ellos.
En los casos, actuales, de niños con desnutrición (comprobada por profesionales de la salud) no le dan la comida adecuada, ni yogurt, ni queso, ni sus derivados; solo los viernes le entregan un kilo de leche en polvo.
Como surge claramente, en las condiciones actuales de encierro, no respetan nuestros derechos sino tampoco el de nuestros hijos, conculcando las más elementales normativas internacionales de protección de la niñez (Art. 75 inc. 22 “Convención sobre los Derechos del Niño”)
Solicitamos para dar una respuesta a la problemática de los niños/ as encerrados, que se arbitren los medios necesarios para que se les concedan arresto domiciliario a las madres detenidas con sus hijas/ os.
VISITAS:
Que nuestra visita no sea mal tratada: eso significa que no sean alcanzados por nuestra pena y que se respten los horarios de ingreso establecidos.
Requerimos la existencia de un espacio para recibir nuestra visita intima
Agilización del trámite de la visita íntima: Que se acorte el espacio de tiempo entre la finalización de una relación de pareja con visita intima para iniciar otra. Este periodo es de 8 meses, nosotras proponemos 2 meses.
En virtud del principio de intrascendencia de la pena, reconocido constitucionalmente, ésta no puede trascender la persona detenida, es decir, se debe evitar su traslado al núcleo afectivo del condenado.
HIGIENE:
En relación a la higiene de nuestro cuerpo:
No nos entregan las toallitas íntimas, no nos permiten ingresar colonias, nos tenemos que comprar los jabones y el shampoo.
En este aspecto la mencionada ley establece en su Art. 60 “los establecimientos... proveerán al interno de los elementos indispensables para su higiene”, vinculado con el derecho a la salud.
En relación a la higiene del espacio físico, nosotras ya no podemos contar con el acceso libre a los elementos de limpieza.
El Art. 18 de la Constitución Nacional ordena “las cárceles serán sanas y limpias no para castigo sino para seguridad de los presos que habitan en ella...”
DERECHO AL TRABAJO:
Necesitamos talleres con capacitación en oficio que nos otorguen herramientas para una salida laboral.
Solicitamos talleres de actividades: como manualidades; y evitar, como en muchas ocasiones ocurre, que no avisan cuando hay talleres.
Que se promuevan talleres de información: sobre derecho, cuestiones de género, diversidad sexual, etc.
Nos realizan diferentes descuentos del peculio (Ej. por enfermedad), tanto en los talleres de IAPIP y como en el de la limpieza, que no son salarios sino estímulos.
Solicitamos a su vez, un aumento del peculio, porque no nos alcanza, si te compras comida no te alcanza para los insumos de ropa o limpieza personal.
Nuestro derecho a trabajar, y en condiciones dignas está regulado tanto en la ley 24660 (Art. 106 y siguientes) como en la Constitución nacional (Art. 14 bis y Art. 75 inc. 22).
INFRAESTRUCTURA
Solicitamos que nos entreguen colchones; ya que solo nos entregaron algunos, y otros se los entregaron a los empleados.
Solicitamos habitaciones individuales para las chicas de la planta de abajo porque convivimos en situación de hacinamiento. Por ejemplo, en el piso de abajo viven 6 o 7 chicas por habitación (habitaciones de 3x4)
Solicitamos que arreglen los techos. Cuando llueve hay filtraciones, el lugar es muy húmedo.
Que pongan calefacciones. Para que no haga tanto frío y para que ayude a mantener con menos humedad las piezas.
Que se limpien los tanques de agua, porque hay casos de gastroenteritis.
REQUERIMIENTOS PENALISTICOS
Conmutación de pena.
Solicitamos “Mesas de Dialogo” en nuestra unidad de detención, actualmente no las tenemos, con autoridades que tengan poder de decisión sobre nuestro petitorio; asi como la participación de las organizaciones civiles que participan dentro del penal y las/os talleristas. También necesitamos que sean publicadas con fecha y horario.
Comunicación vía directa con el juzgado.
Otro móvil por que hay veces que se retrasan las comisiones para llevar a domicilio u hospitales
Necesitamos que nos atiendan cuando requerimos audiencias para el Director del Establecimiento, porque, generalmente, tenemos que hacer “kilombo”- “cachengue” para que nos atiendan; o bien, cortarnos o agredirnos físicamente para ser escuchadas; y en su extremo, amotinarnos.
Que se realicen con más frecuencia los acercamientos familiares.
Que se restablezcan las caminatas.
NUESTRO PEDIDO CONSISTE EN QUE SE RESPETEN LOS DERECHOS RECONOCIDOS CONSTITUCIONALMENTE.
Mujeres en Situación de Cárcel de la Unidad Nº 5 de Rosario-Provincia de Santa Fe

viernes, 16 de mayo de 2008

Querida Sociedad:



Por: Marcelo Juarez

Qué vacío inmenso, cargado de viejas humedades, y estos viejos muros parecen decirme que pronto van a derribarme; hay veces en que uno puede procrear un pensamiento, un sentimiento o quizás una simple razón de la vida; suceden en la vida cosas o eventos, los cuales con las fuerzas del ser humano, puede hasta el mismo ser humano lograr lo imposible.Es por eso que no hay peor oscuridad que la ignorancia, no existe mayor marginación que la falta de conocimiento, y es por eso que me quiero meter en un tema que creo importante para que se dejen de disfrazar y enmascarar las cosas. ¿Por qué seguir escondiendo la palabra "preso"? Metiéndola debajo de la alfombra resolveremos menos que exponiéndola en la búsqueda de la solución.Nadie se podrá “reintegrar” o “reinsertar” a la sociedad, por disfrazar la verdad como una incurable enfermedad. Por eso, antes de ofendernos tanto, por lo que se dice sin entender ni saber los significados de las palabras, sería mucho más, saludable empezar a llamar a las cosas por su nombre y sin discriminar; por ejemplo en este caso a nosotros los privados de la libertad!!!

sábado, 10 de mayo de 2008

No podran ocultar la realidad

Teníamos conocimiento que en la Unidad Nº 3 de la Ciudad de Rosario nuestros compañeros no la estaban pasando muy bien que digamos, en particular el verdugueo a sus vistas, lo que es intolerable, nosotros podemos aguantar mucho pero nuestra vistas es lo más sagrado que tenemos.
El personal penitenciario esta recurriendo a viejas practicas de requisas que dejaron de ser aplicadas hace ya un tiempo en la Unidad Nº 1 de Coronda y ya en el año 76 el gobierno militar que eran terribles verdugos anularon esta modalidad por inmoral.
Las mismas consisten en poner un espejo en el piso y hacer agachar a las mujeres sobre el mismo sin ropa interior para mirar sus partes intimas, de igual forma esta ocurriendo en la Unidad Nº 11 de Piñero y esto es intolerable.

Entendemos que el poder poltico trata de hacer bien las cosas, pero para esto tiene que corregir al personal penitenciario y terminar con la infamia institucional dirigida a personas que no cometieron ningún delito.
Nos preguntamos hasta donde llega la pena y la inmoralidad con estos actos.
Decidimos presentar los relatos de nuestros compañeros en forma textual.

Unidad penitenciaria nº 3 de Rosario Santa Fe
Fecha 5/5/08

1. Estamos viviendo en muchos casos en situaciones inhumanas, con falencias en celdas o pabellones de tipo: letrinas, inodoros rotos o tapados, aproximadamente en un cincuenta por ciento, grifería y duchas casi obsoletas teniendo muchas veces que juntar agua en baldes para podernos higienizar.
2. El servicio medico demora la asistencia con la excusa de falta de medicamentos o te diagnostica detrás de las rejas sin previo control previo físico de la dolencia o enfermedad.
3. Requisa día de visita. Excesiva e inmoral, haciendo mostrar las partes mas intimas mayormente a las mujeres sin importar su edad desde los mas niños hasta las mas grandes, demostrando de esta forma su falta de instrucción y falta de respeto hacia las personas.
4. Castigo por sanciones disciplinarias. Son demasiado rigurosas y excesivas, teniendo en cuenta que los calabozos están al extremo sucio, húmedos y llenos de chinches. Sin olvidarnos que carecen de luz eléctrica, agua y baños. Se le permite al preso 15 minutos por día para ir al baño, el resto de los 2345Hs del día tiene que ir de cuerpo u orinar en una bolsa o bidón plástico.
5. En cuanto a la comunicación con la familia se permite una llamada telefónica de 5 minutos por semana.
La comida se sirve en bidones de plástico pocas veces higienizados, sin permitirse ninguna clase de cubiertos.
6. Con respecto a los grupos psicológicos, labor terapia, asistencia social, docentes,
Ponen todo su esfuerzo y hacen mas de lo que les corresponde en su labor por nosotros. Especialmente Natalia Plano y Susana.
Ahora les cuento nuestros beneficios de fuera de la institución carcelaria.
· Tenemos Taller Literario coordinado por la Sra. Susana Valenti.
· Narcóticos anónimos y alcohólicos anónimos.
· Teatro coordinado por el Sr. Luís Arroyo, el único taller mixto carcelario en el mundo.
· Taller de reflexión de Natalia Plano y Susana.
· Taller de periodismo coordinado por Silvina “La negra” cariñosamente y “Batata” del diario “el ciudadano”.
· También contamos con el taller de “Dinámica Grupal” coordinado por Ana, cruz y el fotógrafo Guido.
· Curso de primeros auxilios por Matías Marino que en conjunto con el maestro de deportes Fernando Ortiz organizan un torneo de fútbol por un “juego limpio”
· Sin olvidarnos del taller de informática dirigido por José Vargas “El Viejo”
· Muchos de estos beneficios se ven frustrados por impedimentos de los celadores que tratan de lo posible de mantenernos encerrados impidiendo así nuestra rehabilitación social.
Quien redacta en su pobre ignorancia
Sebastián Grosso. Pabellón “B”
Para los camaradas de la unidad 1º
Buena Vida y Libertad…gracias
Hasta la victoria siempre!

Hola soy Esteban y quiero contarles la realidad que se vive dentro de una unidad penitenciaria. Acá todo es negocio igual que afuera, si tenés plata sos importante “si no” te discriminan y es una injusticia vivir como se vive acá adentro.
Las autoridades no respetan ni a la visita, menos a nosotros, y uno que pone toda la voluntad y propone salir adelante y cambiar de vida, se le hace imposible. Jamás te podes rehabilitar en una cárcel, al contrario, acá abunda la droga e injusticia y te llenas día a día de odio y de rencor, acá esta todo arreglado, los maestros de deportes arreglan con los que tienen mas confianza, los empleados de la comisión te venden alcohol y así vivimos día a día, luchando con la injusticia y los de arriba se llenan los bolsillos.
A voz que estas del otro lado te cuento que vivir entre cuatro paredes no es un cuento de hadas es una horrenda realidad diaria.